miércoles, 9 de abril de 2008

la casa limpia

Carola se levantó más temprano que de costumbre. La noche había sido una pesadilla: migrañas, náuseas, pesadillas... y el corazón acelerado...

Pasó dos horas en vela, esperando el alba. Después, como una autómata, se levantó.
Abrió la ventana y el sol radiante la sorprendió. De a poco fue despertando, sintiendo que tenía sangre en las venas. Pensar en su propio cuerpo le devolvió las sensaciones de la noche, y corrió al baño.

De nuevo en la cama, Carola se preguntó si iría a trabajar. Se contestó que no. Cerró los ojos y no soñó esta vez.

Se levantó más tarde que de costumbre. Trató de no pensar en nada, trató de concentrarse en pequeñas cosas. Descubrió así que su casa era un desastre... Se avergonzó, como si su madre todavía estuviera allí, como si fuera a llegar en cualquier momento y estallar en puros nervios. Por un segundo se sintió su madre, avergonzada de su casa, pensando cómo la habrían visto los demás.

Con el cuerpo débil, fue haciendo tareas diminutas e inútiles. Pensó en su madre una vez más, intentando recordar el orden de las cosas.

La estantería... el mueble del comedor... la cocina...
Volvió a marearse, volvió al baño, volvió a la cama.
Se sentía sucia y sola. Y no sabía porqué.

Tres días después, recuperada de lo que según el certificador era un ataque al hígado, Carola se levantó a la hora de costumbre. Abrió la ventana, el sol estaba radiante, le levantó el ánimo. Prendió la radio, preparó el mate y salió a fumar al balcón. Desde allí veía poco y nada, sólo patios de vecinos, que le interesaban demasiado secretamente como para admitirlo, así que le dio la espalda al sol, cerró los ojos y disfrutó el cosquilleo en la nuca. Tenía tiempo antes de ir a trabajar... el placer de la mañana solitaria la llevó a soñar despierta...

En plena altura, algo la hizo estremecerse. Un pequeño escalofrío recorrió su brazo. Todavía un poco ida, pero incómoda de repente, abrió los ojos.

Demoró en acostumbrarse a la oscuridad al entrar al apartamento.

La casa estaba como la había dejado.

Pensó en la sonrisa de su madre cuando la viera..

Temblando al volver en sí, entró al comedor, se sentó en una silla y lloró, lloró largamente por la casa desordenada y sucia...

4 comentarios:

andal13 dijo...

Muy removedor... Hay tiempos en que la casa siempre está desordenada y sucia, o al menos eso nos parece.
La ya casa estará ordenada y limpia otra vez, y afuera, la lluvia.

Skyline dijo...

melancolía y soledad, eso me trasmite esta lectura.

mi casa no es el reflejo de mi estado de ánimo, pero mi cuarto sí, cuando esta hecho un caos, cuando el desorden es lo que prima, así estoy yo.
Hay días en que no abro las cortinas, lo dejo oscuro, frio, y en silencio, agonizando, casí sin vida.
Hay otros en que el sol entra a todo dar, me tiro en mi cama, me calienta la cara, prendo mi quemador de escencias, pongo música, lo limpio, y lo siento vivo.

Voy de un cuarto al otro dentro del mismo cuarto, claro, me gusta más el segundo, pero a veces sin darme cuenta estoy más días metida en el primero.
Aunque ahora no tanto, porque ando más feliz que de costumbre, y aunque suene una locura, estoy logrando conciliar mi orden, no sólo en mi cuarto sino en mi vida, en el trabajo, en el estudio. jejeje, ya no me estoy olvidando de los examenes por ejemploooo.

lara dijo...

Bien Vero por acordarte de los exámenes!! jejeje...

He tenido la misma sensación varios días: está todo bien, pero... Y eso se refleja en mi alrededor, en mis olvidos y mi indiferencia por pequeñas cosas, es como que estoy buscando algo y no sé qué es...

Y sí, la casa estará limpia otra vez en algún momento, eso es cierto... es algo cíclico, qué se yo, las mismas cosas no provocan las mismas sensaciones siempre...

Veo que estoy un poco incoherente para redactar, jejeje, dejo por acá...

Matías dijo...

Muy muy bueno!!

"Se avergonzó, como si su madre todavía estuviera allí", eso es excelente!

Ya volveré para seguir leyendo, me gustó mucho el de la paloma también. Después de ese me vine hasta el principio para empezar por donde se debe.

Saludos!!