miércoles, 2 de abril de 2008

solos

el movimiento quieto
el sólo pulsar
de mis dedos rotos
se ha caído el cielo
sobre nosotros
y siento que floto
luces de colores en el aire
y aire en el estómago
el humo de la caída
es muy hondo
y tapa todo
quiero ver
a pesar de los pesares
quiero ver quién está ahí
mientras la tierra agoniza
el movimiento quieto
el sólo pulsar
de mis huesos rotos
se ha caído el cielo
sobre nosotros
no hay más lugar a donde ir
cuando nos toque morir
auqneu el dolor sea cruel
he de seguir
quiero ver quién está ahí
mientras la tierra agoniza
quiero saber que haremos
ahora que estamos solos

4 comentarios:

fede_buho77 dijo...

estas ahi...tragando saliva...la mirada constante al punto/caida...el tacto...y el ultimo minuto...desesperado el abrazo tierno...para beberse...agonizar
...yacer espectro de luna...cerrar los ojos...el suspiro...
...y al final respirar cansino...cuando todo se hace noche...para dormir...
acariciar el resto de estos versos sepultos donde dejaste algo que nos pertenece...

Tach dijo...

Entre "morir" y "el dolor" hay esto: "auqneu" La muerte y el dolor han pasado por tus dedos, aunque fuese en solo una letra.

Tach

PD: me gusta tu poesía, ojalá te guste la mía.

www.elviajedemelinda.blogspot.com

lara dijo...

Fede, me encanta esto de completarnos los versos, está muy bueno lo que agregaste...

Tach, je, sí, el "aunque" suele morir en mis dedos, no sé porqué... Ya te estoy visitando!

fede_buho77 dijo...

cuestion de temperamento lara...tiene que salir esa musica carajo.....