viernes, 30 de mayo de 2008

stand by

Capaz que estoy pensando mal, capaz que no me mira porque no sabe que estoy acá, o porque le... no, bueno, pero no tiene porqué ser malo, puede ser que simplemente no se anime, o se anima pero como no hablé no me tiene porqué mirar, o...
Capaz que estoy pensando mal, no le dije nada tan malo, no creo que se haya ofendido, no debe ser por eso que no me mira, será que no se da cuenta, será que no me notó aún...
Capaz que hasta le gusto, quién sabe, no, ja ja ja, no, pero bueno, está bueno soñarlo...
Ahí va, voy a pensar eso, ahora que mira para este lado (no a mí, pero igual) le hago unos ojitos soñadores, mirá como te miro...
Te miro porque me dejás pensando en cosas nuevas, porque me gustaría mostrarte mis descubrimientos, como aquel gato que pensé que tenía el pelo verde pero resultó estar sólo sucio, o aquella moneda del año del mono culo pelado que encontré en la calle, o las frases de mi madre, que tienen tantas vueltas, me acordé por lo del mono culo pelado, esa es una de ellas...
Te miro porque me encanta ese gestito que hacés con las cejas cuando no entendés de qué te están hablando, como pensando qué palabra te perdiste que te perdió, o cuando sonreís, que parece un muñequito, a veces me asustó esa sonrisa pero después me di cuenta de que sonreís así, que no es fingida y le encontré un encanto. Me gusta tu voz, medio desmayada, pero no creo que seas así, desmayado por la vida, siento que hay algo que te mantiene siempre en pie...
Ahora ya no mirás para acá, me cuesta cada vez más soñar contigo porque la realidad me duele un poco más cada vez, así es, no hay vuelta que darle.
Igual se siente lindo vestirme para vos, sonreírte aunque no me veas, prestarte atención aunque mis amigos me estén hablando, pensar que estoy enamorada, aunque en realidad no lo sé, porque estás enfrente...
Igual no puedo evitar soñar que algún día me mires a los ojos y veas alguna luz, alguna cosa que te provoque curiosidad, porque tu curiosidad debe ser de lo más tierna.
Ahora estás ahí, de nuevo lejos, y el tironcito duele un poco más esta vez, como siempre, al levantarnos de nuestros asientos e irnos queda un trocito de mí sentado en mi silla.
Pero no me rindo; soñar en colores es mi especialidad...

8 comentarios:

lara dijo...

Mensaje alentador: a veces los sueños se hacen realidad...

andal13 dijo...

Ojalá!!! Suerte con el que sonríe como un muñequito... ;-)

Martín dijo...

Wow! Me gustó mucho, y me llegó. En fin, la verdad que fue algo que leí y me removió mal, y no sé si tengo alguna forma clara de ponerlo en palabras, pero en definitiva me importa decir que está muy bueno lo que escribiste, y que del otro lado del mostrador pasa lo mismo.

De hecho, estuve escribiendo un post (que borré antes de publicar) que venía en la misma línea... casi increíble.

Saludos,
Martín

lara dijo...

Telepatía! Bienvenido, Martín, está buenísimo cuando pasa eso de leerse en otro blog, me ha pasado también.

Nos estamos leyendo, saludos

lara dijo...

Andrea: Imaginate a alguien con una sonrisa de oreja a oreja... esa soy yo, jejeje...

Skyline dijo...

me encanta leer esto, esa como que llego al punto final re contenta, suerte che

andal13 dijo...

Buenísimo!!!

Lo malo es que en estas épocas de bufanda, los dientes se te llenan de pelusa!!!
Jijiji...

fede_buho77 dijo...

...para desplegar alas y levantar el vuelo...un vuelo bajo nomas...solo para buscar a alguien ahi, cerca del horizonte...y sonreir...