lunes, 18 de mayo de 2009

historia compartida

serías una hoja de papel
sin ser escrita
yo te tatuaría de tinta
tinta apurada, imprecisa
del quión que preparo
a media mañana
y no represento jamás,
de la improvisación de mis oídos

serías, si no fueras
más que papel
yo no sería mejor
ya lo sé.

las palabras se impregnan
de los dos
se disuelven
en nuestras hojas gastadas
de tan nuevas
de tan escritas

tantos papeles vacíos
de realidad
las palabras caen de a una
se enredan
escriben poemas de amor
sofocados
luego se van

y nos dejan solos,
discretas ellas,
una vez más

12 comentarios:

mArXelLa dijo...

UFFF...QUE COSA TAN LINDA HAS ESCRITO, QUE BELLO LLEGAR ESTA NOCHE A CASA Y LEERTE Y DISFRUTAR DE CADA LETRA, QUE SIN ESTAR EN PAPEL VIVE EN CADA TECLEO.
UN BESO ENORME..

lara dijo...

Que bueno que lo hayas disfrutado!
Besos!

andal13 dijo...

Qué maravillosa combinación de palabras, tintas, papeles, amores...

Skyline dijo...

me gusto mucho de verdad, con tu permiso ya me lo estoy copiando

ctrl c con este precioso poema

gonsaa dijo...

que lindo texto lara, justamente, escribí algo que tiene que ver, un poco quizás, sobre hojas vacías y de que tanto escribir en ellas...

Femina Videns dijo...

Qué loco no? Cómo las palabras pasan, las hojas se escriben y siguen vacías, se dan vuelta y se deshacen.

Muy lindo tu poema.

Oruga Viajera dijo...

Hola Lara, te quería contar que cambié mi dirección de blog.

Ahora es: http://www.orugaviajera.blogspot.com/

Por si querés actualizar el link.

Saludos!

Melisa dijo...

qué lindas cosas por acá..en esta tarde dominguera se me dió por buscar cosas interesantes para leer, y acá estoy..muy buenos poemas, varios gustos en común aparte.
saludos!

Melisa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
lara dijo...

Muchas gracias por los comentarios! y perdón por responder mil años después :(

Scarlett DuBois dijo...

Me encantó. Me gustó tu Blog en general también. ¡Volveré a pasarme!

¡Saludos!

Alicia dijo...

Hermoso tu poema... la caldera explota, la teoría celsius rendida nos mira suplicando.