domingo, 13 de abril de 2008

capoeira

Llegué ahí como quien no quiere la cosa.
Por amistades, lazos, nudos atados.
Uno sigue la cuerda y se encuentra con lo que no espera.
Uno sigue esa cuerda y se encuentra... y nada más
Parecía joda: yo
en una rueda de capoeira
yo
tocando un instrumento que nunca hacía agarrado
yo
ahí
sintiendo el ritmo
en el estómago
y de ahí hacia el resto de mi cuerpo
y más allá
tá, tá, tá...
y simplemente
estar ahí
con otros
sin dar explicaciones
sólo el instrumento
el ritmo
los cantos...
la pequeña frustración de no poder
entrar de lleno en calor
el enorme placer
de estar en ese camino...
tá, tá, tá...

Se lo dedico a Viviana, que me ha escuchado y hablado en un idioma que yo entiendo y que le agradezco enormemente...
Ojalá me salieran palabras mejores para describir lo que sentí... pero ya las voy a pensar, ya las voy a dejar salir...

4 comentarios:

andal13 dijo...

"Madeira de Massaranduba
Madeira de Jacarandá
Madeira de Massaranduba
Madeira de Jacarandá
Biriba é pau é madeira
Berimbau é pra tocar
Biriba é pau é madeira
Berimbau é pra tocar..."
Una rueda de capoeira... qué experiencia...!

Che, Lara, gracias por el piropo que me dejaste en "el cristal..." de Rossana. Yo dibujo como el culo, pero me encanta ilustrale los cuentos a ella y a Germán, y a ellos parece gustarles también... En mi blog pongo los peores dibujos, claro! Por aquello del cuchillo de palo, viste?

lara dijo...

¡jajaja! ¡Andrea, dejate de joder, qué vas a dibujar como el culo! En lo que si estoy de acuerdo es en lo del cuchillo de palo, pero hasta ahí...

Lo de la rueda es una experiencia que pienso repetir, mirá que no hice nada practicamente pero igual, está buenísimo lo que se siente

andal13 dijo...

Ah... si pensás en repetir, ya es vicio, che!!!!
Jijiji!

lara dijo...

Es que se vuelve vicio, yo empecè mirando y ahora estoy re copada...