domingo, 13 de abril de 2008

princesa

Viviendo entre algodones
princesa
los colores del bronce
te despiertan
una lágrima lejana
cantada por guitarras pobres
sin cuerdas
fue tu sueño esta noche
ruidos, lamentos
dulzura infinita, sólo para tí
pero no es tuyo
no tienes nada
princesa
te aprisiona la seda
y tus lágrimas están guardadas
en cajas de cristal
tratas de escapar
hacia el cielo vas
no conoces tu propia sangre
lo sabes cuando la ves
corriendo por tus muñecas
afuera hay hermosura, princesa
afuera hay fuegos
quien tiene frío, se acerca
tu corazón está frío
y tus lágrimas se congelan
afuera hay miseria, princesa
la misma ventana cerrada
tan pesada que tu cuerpo frágil
no puede abrir
hacia el cielo vas, princesa
sin pisar la tierra...

5 comentarios:

alotropico dijo...

Qué lindo y liberador.

lara dijo...

Liberador... sí, creo que sí. Yo me identifico con esa princesa, sólo que elegí otro camino para liberarme...

fede_buho77 dijo...

princesa...dejas colgada tu corona de espinas, devolves el poder, ahora que pudiste encontrar un beso/sueño, que importa asi dejar de lado la tierra...solo por un momento dificil pensaste cerrar los ojos, levantar el vuelo...estatuto/ caer de tus manos..frio acero refleja tu mejilla desde el piso...acurrucada, sola y fria...dando golpes en el piso, lagrimas mas secas que antes...empezas a respirar despues del sueño/el olor de la vida..crisantemos y sangre/la formula de la luz...el agua cayendo desde tu frente...liberar el alma/cortar los barrotes...el vuelo...

lara dijo...

Me encantó! Es un poema en sí mismo ese comentario! Me alegro de inspirar cosas como esas, jejeje...

Skyline dijo...

HAAAAAA ahora entiendo, no había visto este poema, se me pasó por alto.
Me sorprende ver cuanta gente practica la automutilación como una forma de liberar tensiones y dolores.
Es algo muy intimo, y algo que quienes lo practican no muchas veces comentan. Pero por lo que he visto es más común de lo que pensaba.