jueves, 12 de febrero de 2009

puertas y ventanas

mi ventana se abre
a un pasado inminente
de corredores llenos
de pasos ajenos
las cortinas son como
hilos de sueños
de caras familiares
que no me dejan atrás
una predicción de mi mano
me cuenta un futuro ciego
como una puerta tapiada
en la que no puedo mirar
por donde entra la noche
a aliviar mis verdades de humo
no hay detrás en esta casa
sólo adelante
oscuridad
tengo una luz en los ojos
que me obliga a brillar
colgado en la puerta
queda el disfraz

2 comentarios:

GonSaa dijo...

lírico.
me gusto mucho,

La obligación de brillar, eso de no dejarse caer por más bien que venga.
esa predisposición del guerrero de enfrentar la oscuridad y lo que sea.

Bueno, al menos lo veo así.
Creo que me fui por las ramas.
saludos lara.

lara dijo...

Mejor, mejor, jeje...

Me gustó tu comentario, está bueno que lo veas así, es más positivo que lo que yo sentí cuando lo escribí.

Saludos1